Tomaré ese monte

Monte Everest“Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.

Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.

 Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quizá Jehová estará conmigo, y los echaré, como Jehová ha dicho.”  Josué  14:10-12

 

Un anciano de 85 años le pide a su líder Josué que le permita  ver cumplida la promesa que el Señor le hizo. Él le recuerda a su líder que  45 años atrás él divisó la tierra prometida  y recibió una palabra de Dios de que ese lugar sería para su  pueblo.

¿Hablo a personas que se sienten viejas?

¿Hablo acaso a personas que se dejaron convencer que sus mejores años se fueron y solo los espera el declive?

¿Hablo a alguien que se dejó convencer que es muy  viejo para emprender cosas nuevas,  para  ver cumplida la visión de Dios en su vida?

 

El Espíritu santo me motivó a decirle que  sus mejores años no se han ido, ¡Están por venir!

Ese anciano que le mencioné fue el valiente hombre de Dios Caleb,   ¡Caleb se levantó y tomó el monte a los 85 años!

Ahora es su turno, levántese, ore conmigo y diga no importa mi edad, no importa lo que otros digan,  ¡Tomaré ese monte, el Señor estará conmigo!

Bendiciones

 

Alejandro Vargas

Pastor General

Agua de Vida

No olvide ver este vídeo clip apropiado para  la reflexión compartida

 

SiteLock