No desmaye

No desmayeLucas 7:20 “Cuando, pues, los hombres vinieron a él, dijeron: Juan el Bautista nos ha enviado a ti, para preguntarte: ¿Eres tú el que había de venir, o esperaremos a otro?”

Juan el Bautista, el más importante de los profetas, el hombre a quien se la había dado el ministerio de preparar el camino  a Jesús estaba preso. Su fe estaba siendo sacudida de una forma contundente  tanto que envío a sus discípulos a preguntarle si Él realmente era el Mesías.

Las circunstancias adversas,  pueden hacer dudar al más confiado o de fe más firme.  La oscuridad de una cárcel,  una respuesta que se demora,  la desilusión  de una expectativa no cumplida, desafían  la confianza de nuestra fe.

 

En tiempos de dolor, de espera,  de sequedal,  aférrese a estas promesas de Dios:

 

  • "Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza"  Jeremías 29:11

 

  • ​“Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.”  Isaías 43:1-2

 

  •  “Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” Filipenses 1:6

 

Bendiciones

Alejandro Vargas

Agua de Vida

   

 

SiteLock