Acepte el reto del cambio

Reto del cambio

“La cosa más importante que debemos recordar es ésta: debemos estar listos en todo momento para soltar lo que somos cambio de aquello que podemos llegar a  ser”  W.E.B Du Bois

 

El cambio ante todo es un reto a la madurez, es un reto a la comodidad y a las zonas de confort en la vida.

 

“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;

 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina” Mateo 7:24-27

Las dos casas llegaron a ser confrontadas por el mismo tipo de lluvia y viento.   La decisión de edificar sobre la roca no impide que la tormenta llegue, pero sí que tu casa colapse.

 

El fallecido predicador Myles Munroe expresó “Tu fe no siempre va a poder repeler el cambio. Al contrario, el cambio va a probar la realidad de tu fe” .

 

“No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.  Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:11-13.

 

Si hay alguien que puede hablar con autoridad acerca del reto del cambio es el apóstol Pablo.   A pesar de los buenos y los malos tiempos el siguió buscando cumplir el propósito de su vida y aunque para algunos en su tiempo podría parecer que  su vida no tenía el impacto adecuado, la historia y Dios se encargaron de mostrar que lo que los hombres en la tierra llamamos fracaso  es éxito a la luz de la eternidad.

 

 No deje de creer en el Señor en medio de tiempos cambiantes, a veces  detrás  del diablo que queremos reprender está realmente la mano del Señor llevando  su vida a nuevas alturas en medio de los desafíos y  las contradicciones  de la vida.

 

 

Bendiciones

 

Alejandro Vargas

SiteLock